Unión de Rugby de Mar del Plata

Biguá y un triunfo clásico

Por la Fecha número 2 del Súper 12, Biguá venció por 27 a 11 a Pueyrredón en Parque Camet y se quedó con el clásico zonal. Con personalidad, llevó las riendas del partido y ya suma dos triunfos en fila en este torneo.

Por Rodrigo Barcia
Fotos: Lucas Currá

La distancia que separa las canchas de Biguá y Pueyrredón dentro del predio de Parque Camet marcan dos cosas. En primera medida, la génesis de un clásico siempre atrayente. Y en segundo lugar, es un fiel reflejo de la diferencia que establecieron entre si ambos conjuntos.

Esa distancia, evidenciada en el juego y el marcador, la estampó Biguá en el score final. El 27 a 11 final fue la clave numérica. Detrás de los 16 puntos de diferencia que le sacó a Pueyrredón se esconden las razones del triunfo “Tricolor”.

Biguá no necesitó brillar, ni ser apabullante. Ni siquiera tener el mejor de su partido para ganarle al clásico rival. Ceñirse al guión, ser lo más prolijo posible y hacerse fuerte en el contacto fueron las claves para despachar a un clásico rival que ofreció poca resistencia.

Los primeros 40 fueron los más entretenidos, ya que la cosecha de puntos fue mayor. Biguá se encontró rápido con la ventaja gracias a la pericia de sus delanteros, que supieron ponerla adelante para la llegada de Alejo Álvarez. Por la punta izquierda, el wing Isaac Salas iba a aterrizar cerca de la bandera izquierda para sumar otro try a la causa y empezar a amarrar el partido en los primeros 20.

Las armas de Pueyrredón eran poco efectivas ante un Biguá confiado y sólido. Patear desde el fondo de la cancha, recurso usado hasta el hartazgo, parecía ser la única alternativa que usaban a la hora de atacar. Tanto insistió, que la presión de los backs del local terminó con Santiago Juarez tapando una salida larga desde el fondo de Marco Raimondi que concluyó con el primer y único try del “Hipocampo”.

El complemento ofreció poco y nada. Quizás si dejó la mejor imagen de un Pueyrredón que estuvo lejos de sus tardes mas gloriosas. Un penal de Andrés García Jal puso en alza las esperanzas del local, que acompañó mejorando un poco desde el juego, pero un try de Alan González terminó de cerrar el partido para los de Las Dalias.

La zurda de Hernán Ebrett iba a sumar 5 puntos más, aunque ya la historia estaba concretada. Biguá se quedó con el clásico de Camet jugando con autoridad, con cosas para mejorar, pero con la certeza de estar un escalón arriba de su vecino y clásico rival.

Síntesis

Pueyrredón (11): Marco Massa, Miguel Álvarez, Matías Guerra; Juan Manuel Valenzuela, Valentín Alassia; Ezquiel Iani, Mariano Ayala, Marcos Etchegoin; Tomás Brigante, Nicolás Graciano; Andrés García Jal, Francisco Gaspani, Dalmiro Alfonso, Martín Patané; Santiago Juárez.

Ingresaron: Román Quinteros por Marco Massa; Nicolás Poveda por Miguel Álvarez; Nicolás Salomón por Juan Manuel Valenzuela; Emiliano Cabrera por Valentín Alassia; Facundo Pérez por Martín Patané; Samuel De Elorza por Dalmiro Alfonso.

Biguá (27): Osvaldo Castro, David Gentili, Lucas Sosa; Leo Daniele, Franco Espino; Nahuel Martín, José Capelletti, Alejo Álvarez; Alan González, Jeremias Valenzise; Isaac Salas, Felipe Poli, Jerónimo Gentili, Elías Romero; Marco Raimondi.

Ingresaron: Diego Levin por Lucas Sosa; Matías Montes por Osvaldo Castro; Julian Bonavita por Nahuel Martín; Joaquín Luna por David Gentili; Ian Bruno por Jeremías Valenzise; Hernán Ebrett por Isaac Salas; Kevin Melchor por Leo Daniele; Raúl Brischetto por Marco Raimondi.

Puntos en el PT: 5′ Try de Alejo Álvarez convertido por Jeremías Valenzise(B) ; 15′ Try de Isaac Salas convertido Jeremias Valenzise (B); 30′ Try Santiago Juarez (P); 37′ Penal de Jeremías Valenzise (B); 40′ Penal de Andrés García Jal (P). Resultado Parcial: Pueyrredón 8 – Biguá 17.

Puntos en el ST: 2′ Penal de Andrés García Jal (P); 26′ Try de Alan González convertido por Hernán Ebrett (B); 39′ Penal de Hernán Ebrett (B). Resultado Final: Pueyrredón 11 – Biguá 27.

Tarjetas Amarillas: 17′ PT Dalmiro Alfonso (P); 20′ PT Ezequiel Iani (P); 17′ ST Julián Bonavita (B); 37′ ST Nicolás Salomón (P).

Árbitro: Pablo Ruíz.

Cancha: Parque Camet (Pueyrredón).

El Clásico fue una fiesta

Sin dudas que no es un partido más para los dos clubes, no lo toman así y se evidenció en esta oportunidad, por suerte, sin tener ninguna actitud antideportiva.

El público complementó las cuatro tribunas de cemento que posee Puey, bien distribuidas por los simpatizantes de ambos clubes, desde infantiles hasta veteranos. Los locales, le añadieron bombos y trompetas, para un marco ideal.

Las entradas de ambos equipos a la cancha fueron mediante un “pasillo” y con vengalas de colores, que iluminaron el cielo gris de una tarde que comenzó con lluvia y terminó con sol.

Si bien durante el cotejo hubo fricción, tarjetas amarillas, nunca acciones desleales. Hasta cuando alguno sufrió una lesión, los rivales se acercaron.

Al final, culminó el duelo, unos festejaron, otros saben que tendrán que corregir cosas, pero los más de 30 protagonistas se saludaron y posteriormente disfrutaron del tercer tiempo, eso que distingue al Rugby de otros deportes.