Unión de Rugby de Mar del Plata

#Capitanes Santiago Merlo

En una nueva edición de #Capitanes, el que se anima al cuestionario es Santiago Merlo. El referente de Biguá nos da un pantallazo de cómo comenzó el año para el equipo de Las Dalias y cómo se plantean el año que tienen por delante.

Por Rodrigo Barcia

¿En qué parte de la preparación se encuentra Biguá? ¿Cómo fue la Pretemporada?

En este momento nos estamos centrando en afinar el juego en general, más movimientos de cancha y puliendo los movimientos preestablecidos principalmente. Mucho line y scrum que son armas que el año pasado nos beneficiaron bastante, tanto en ataque como en defensa, dando así un buen juego a los backs. La pretemporada fue dura, arrancamos el 8 de Enero y entrenamos a las 6 de la mañana, con la ayuda del Profe Daniel García que nos viene entrenando hace varios años ya. También se aprovechó para volver a tocar un poco la pelota, empezar a conectarse un poco más y trabajar en las destrezas individuales de cada jugador.

¿Qué objetivos se plantean para este 2018?

Para este 2018 tenemos la cabeza metida en el Regional B, con un plantel bastante aceitado y mejorando todas las semanas. Tenemos un camino duro y hay equipos fuertes, como Los Cardos o El Nacional de Bahía, que siempre son partidos entretenidos con duelos importantes, así que va a ser un año en el que hay que dejar todo cada día y alcanzar la punta.

Son uno de los equipos animadores del Regional Pampeano B, pero preso de la irregularidad. ¿Qué les falta para dar el salto y dominar de punta a punta?

Yo creo que la irregularidad se dio en años anteriores por falta de rodaje de jugadores en algunos puestos. Si bien en el plantel hay jugadores con pocos años en primera, nunca dudaron en ponerse la camiseta y dejar todo en la cancha.  Este año hubo un cambio de cabeza y se están haciendo sentir más los jugadores, con una madurez deportiva mejor que en otros años, tanto los más chicos como los más grandes y eso es justo lo que nos faltaba para llegar al Pampeano B.

Biguá tiene un equipo joven apuntalado por varios experimentados ¿Qué se necesita para que esos jóvenes den el salto y se hagan cargo del equipo?

La mayoría de los jugadores del plantel tienen de 25 años para abajo, sacando algunas excepciones de jugadores más grandes. Pero los jugadores con más experiencia ayudan mucho a bancar a los más chicos y siempre se aprende, siendo más viejo o más pibe, enseñando o escuchando, algo siempre aprendés. Los jugadores más jóvenes están con mucha energía y con una mentalidad más ganadora este año, se los ve más seguros en sus posiciones y cumpliendo a muy buen nivel las funciones de los distintos roles dentro de la cancha.

Habiendo 3 clubes en la misma zona donde se encuentra el tuyo ¿Cómo hacen para captar chicos y seducirlos para qué elijan el club?

El club siempre se muestra muy activo para captar chicos nuevos. Hay bastantes actividades que el club organiza para intentar traer chicos, tanto en colegios como en el mismo club. Se suelen hacer muchas actividades para intentar atraer a la gente del barrio también, armando juegos y actividades relacionadas con el deporte. También se mueve mucho desde la parte on-line desde la página de Facebook. Principalmente, Biguá es un club que tiene muy presente el concepto de familia, nos gusta enseñar desde chicos que el club es una segunda casa y que hay que cuidarlo y respetarlo. Siempre recibiendo a chicos nuevos, haciendo que se sientan bienvenidos y como en su casa.

¿Cómo ves este nuevo proceso en el Club de la compra del terreno y el sueño de tener una cancha propia? ¿Por qué se dio ahora?

La verdad me parece un proceso muy bueno, la adquisición de un terreno propio es un sueño que siempre se tuvo. Me parece excelente que se haya podido dar y el hecho de poder tener una cancha propia es algo que va a ayudar a crecer al club. Creo que se dio ahora como un proceso de crecimiento del club, ya que teniendo nuestro terreno se van a poder hacer cambios en la infraestructura. Lo veo como un avance bastante grande ya que tener un espacio propio es el primer paso de lo que se viene en Biguá.

¿Hay algún capitán que te haya marcado o te sirva para la tarea que llevas adelante?

Los ejemplos que tengo a seguir son los dos de los capitanes que tuve en plantel superior, Bruno Scaramuzzino y José Cappelletti. Siempre fueron dos líderes del grupo y hoy son referentes para mí y para cumplir esta tarea, siempre pude aprender mucho de ellos y son modelos a seguir.

¿Que significa ser Capitán de Biguá?

Para mí es una de las cosas que me llenan de alegría y orgullo, principalmente porque el club siempre me dio y me sigue dando todo, y creo que llego la hora de devolverle lo más que pueda, dejando todo de mí y liderando al Plantel Superior. Creo que significa liderar al equipo, poner siempre a todos adelante, tratando de siempre dar el ejemplo y ser modelo a seguir tanto para los más chicos como para los más grandes, ayudando siempre desde donde se pueda dispuesto a dar una mano tanto adentro como afuera de la cancha.