Unión de Rugby de Mar del Plata

Fernando Erimbaue: “De ninguna manera están todas las cosas hechas”

Fernando Erimbaue expuso ante gran cantidad de oyentes. FOTOS: Carlos De Vita.

Fernando Erimbaue expuso ante gran cantidad de oyentes. FOTOS: Carlos De Vita.

Los Pumas hicieron historia en el Mundial, pero desde la UAR saben que para seguir estando en los primeros puestos del rugby, el trabajo debe continuar. Por eso, mientras el equipo de Daniel Hourcade disputaba el certamen en Inglaterra y se quedaba con el cuarto lugar mostrando un juego vistoso y de alto nivel, la dirigencia permanecía desparramando conceptos y unificando criterios.

En Mar del Plata, el pasado fin de semana, se realizó el Congreso Nacional de rugby infantil, al que asistieron representantes de las 25 Uniones que tiene Argentina. Además, paralelamente la de Mar del Plata organizó un Foro que tuvo la impresionante cifra de 107 inscriptos, que se capacitaron con las charlas brindadas por importantes exponentes del rugby del país.

Mientras la alegría por el rendimiento de Los Pumas en la fase clasificatoria y el claro triunfo sobre Irlanda en cuartos de final se extendían, los dirigentes pasaron por Mar del Plata y dejaron su huella. Estoy muy contento y alegre por el hecho de haber logrado el objetivo de hacer el Congreso. Hubo mucha energía y participación de todas las Uniones del rugby de Argentina. Además, acá se hizo en el 2000 un Congreso en el que por primera vez se unificó el reglamento del rugby infantil. Así que se merece todo el respeto. Esta vez tocamos muchos temas con la idea de tener planificaciones fuertes para satisfacer todos los requerimientos del rugby infantil a nivel nacional”, destacó el director nacional de la rama, Fernando Erimbaue.

Los asistentes disfrutaron de exposiciones de calidad.

Los asistentes disfrutaron de exposiciones de calidad.

El tucumano, luego, describió que en el Foro expuso sobre “el desarrollo del jugador a largo plazo” y habló de las etapas del niño para llegar a desarrollarse en todas las destrezas, no solo físicas y técnicas. “Lo abordamos de una manera más integral porque queremos que sean personas con valores y principios, que sean buenos alumnos y buenos hijos. El enfoque ha sido integral, centrado en el jugador, siguiendo distintos pasos a tener en cuenta”, comentó el tucumano.

– Resulta llamativo que durante el Mundial, el trabajo de la UAR en nuestro país no se detuvo.

– Eso ha sido muy bueno, no ha parado la actividad. No solamente los torneos, también las capacitaciones, los cursos y nuestros viajes. Eso habla bien porque aún en la fiebre de Los Pumas, no se detuvo el trabajo. Además, acaba de terminar y ya estamos pensando en mejorar todo para los chicos que serán Pumas en un futuro.

– ¿Cuántos chicos practican rugby en Argentina?

– Hay un número estimativo, ya que hay Uniones que tienen registro y otras que no. En este Congreso tocamos ese tema para que los que les falta puedan tenerlo. Creemos que hay 60000 chicos, pero queremos precisión y estamos en eso.

El Congreso de la UAR también se desarrolló en la Villa Marista, con 25 Uniones.

El Congreso de la UAR también se desarrolló en la Villa Marista, con 25 Uniones.

– Para la gente que no es amante del rugby, ¿cómo se explica desde adentro el momento que viven Los Pumas?

– Algunos de los elementos que nosotros siempre hemos tenido son pasión, coraje, entrega y trabajo en equipo. A eso se le sumó una organización por detrás. Es decir, están los Centros de Rugby que trabajan y mandan información en cadena para el entrenador nacional y el resto. Eso ha ayudado mucho. Además, el jugador está en un sistema mucho más organizado. Finalmente, hay una impronta particular del entrenador (Daniel Hourcade). Y no lo digo porque sea mi amigo, seamos de Universitario y de la misma edad (risas). Sé cómo piensa y eso le ha caído bien al rugby argentino. Él apunta a atacar y jugar de igual a igual, no ir a hacer un buen partido aunque el rival sea muy difícil.

– Hace un año, Martín Gaitán vino a dar una charla a este mismo lugar y Francisco “Pancho” Rubio, que lo acompañaba, lanzó una frase que quedó marcada. Dijo: “el rugby nos pasó por encima y nos tuvimos que pone a trabajar a full”.

– Es cierto, y lo vivo todos los días. Es un trabajo demandante e infinito. Hay muchas cosas por hacer. Pudimos organizarnos y crecer, en parte, porque los argentinos hemos tenido la capacidad de aprender de visitas ilustres del rugby internacional que nos dejaron su enseñanza. Creo que hoy estamos viviendo un momento fantástico, pero de ninguna manera están todas las cosas hechas. El proceso de los jugadores, desde que ingresan hasta que llegan a elite, está pasando por un buen momento, pero nos falta un largo camino de organización, profundidad y experiencias. No estamos exentos de dificultades, por eso se realiza este Congreso.

En la parte práctica se juntaron el Congreso y el Foro y colmaron la cancha 1.

En la parte práctica se juntaron el Congreso y el Foro y colmaron la cancha 1.