Unión de Rugby de Mar del Plata

Nicolás Fernández Lobbe: “El objetivo es no ser camada-dependientes”

Fernández Lobbe durante la práctica en la Villa Marista.

Fernández Lobbe durante la práctica en la Villa Marista.

La Unión Argentina de Rugby atraviesa un presente muy bueno. El trabajo a largo plazo realizado en todo el país desencadenó en el cuarto puesto del Mundial, con Los Pumas y su plantel bien “federal” donde se destacan tucumanos, santiagueños, rosarinos y cordobeses, además de bonaerenses. Pero la búsqueda no se detiene. Ampliar la base para tener un gran número de jugadores a elegir será, junto con otros factores, clave para mantenerse en el primer nivel mundial.

En ese marco se encuadra la visita que hizo Nicolás Fernández Lobbe a Mar del Plata. El actual entrenador de Los Pumitas estuvo en la Villa Marista y en la sede de San Ignacio para hablar sobre criterios de selección, expandir algunas líneas de trabajo y repartir sus conocimientos. “La idea es recorrer un poco el país y charlar, ver el presente en cada lugar y mostrar cómo trabaja un equipo de rugby de alto rendimiento”, dijo a modo de introducción, antes de exponer para los 32 jugadores que pertenecen al Centro de Rugby de la Unión de Mar del Plata (CIAR) y algunos entrenadores. También lo acompañaron Carlos López Silva, gerente de rugby de base de la UAR y Eduardo Etcheto, mánager del CIAR. “El objetivo es no ser camada-dependientes, para que cuando pasen estos jugadores el rugby argentino siga estando arriba”, dijo el hermano de dos ex Pumas como Ignacio y Juan Martín.

La primera parte de su visita fue en la Villa Marista. Allí dio una charla y comandó una práctica con chicos del CIAR. También estuvo el balcarceño Santiago Gilligan, recientemente convocado por la UAR con otros 54 jugadores Menores de 19 años. Y además se hizo presente Lucas Gasparri, jugador de Sporting que fue dirigido por Fernández Lobbe en el Mundial Juvenil de Italia en este año.

“Lo que nosotros decimos no es la verdad revelada, es la forma que elegimos. Y tampoco pretendemos que rápidamente la intenten aplicar a sus clubes porque hay diferentes realidades. La filosofía general del juego es que todos cumplen un rol. Si alguno no lo está cumpliendo, algo está fallando. Queremos llegar al try desde que se inicia el ataque por eso hablamos de primera fase try”, comentó el entrenador de Los Pumitas. “Cada jugador tiene una función y un rol, no por el número que tiene en la espalda sino por ser parte del juego. La pelota puede estar sobre la izquierda pero el último de la derecha tiene que hacer bien su trabajo. Todos son importantes. No solamente en el line, el scrum y las salidas; también en el juego desordenado”, explicó.

Los chicos del CIAR vivieron una experiencia enriquecedora. FOTOS: Carlos De Vita.

Los chicos del CIAR vivieron una experiencia enriquecedora. FOTOS: Carlos De Vita.

Luego, apoyado por la proyección de videos, Fernández Lobbe mostró ejemplos de jugadas de Los Pumas y Los Pumitas. “En los dos seleccionados se trabaja con lo mismo. Hay diferentes estructuras para los distintos tipos de pelota, pero lo que siempre se repite es que los forwards y los backs están mezclados. También que se ubican en tres grupos y ocupando todo el ancho de la cancha para tener más opciones. Lo que tratamos de hacer es facilitarle al jugador las herramientas para que todo sea más simple. Porque a la velocidad que se juega y con los golpes que reciben, es muy difícil tener la cabeza lista para elegir bien”, dijo mientras mostraba ofensivas denominadas “Apache”, “Nueve” y “Diez”, entre otras.

Cada una de las situaciones se entrenan por separado y durante bastante tiempo. Es una cuestión de afinar la ejecución y después hacer repetición. Se hace mucho hincapie en la importancia del juego sin pelota. Hay que aprender a jugar sin ella y generar distracciones en la defensa. Después, en la estructura y en las destrezas de los jugadores está el resto. La gente se queda con los que hacen los tries, pero los otros 14 también son claves”, sentenció después, en la previa de la práctica en la cancha 1 de la Villa Marista. “En los partidos contra Sudáfrica, Nueva Zelanda y Australia tenés pocas pelotas limpias por partido. Y los tenés que castigar la mayoría para poder ganarles”, cerró.

Luego fue el momento de jugar. Allí Fernández Lobbe, con silbato en mano y varias interrupciones que mezclaron seriedad con humor, comandó ejercicios puestos en práctica por jugadores de la Unión de Mar del Plata de entre 16 y 18 años.

Intercalando bromas y seriedad, Fernández Lobbe dejó en clara la idea de la UAR.

Intercalando bromas y seriedad, Fernández Lobbe dejó en clara la idea de la UAR.

Por la tardecita y hasta entrada la noche, el entrenador de Los Pumitas dio una charla para varios entrenadores, directores deportivos y jugadores locales. Allí habló específicamente de los criterios de selección y no solamente del juego. También se refirió a la parte mental y psicológica del jugador adolescente. “Si hay un jugador que va a chocar contra un ruck en el que hay cuatro rivales y ya está perdido, tenemos que hacerle entender que ahí se desperdicia su fuerza. Tiene que canalizarla yéndose de la formación y poniéndose en la pared defensiva junto con sus compañeros”, dijo entre otros interesantes y jugosos conceptos. También mostró planillas estadísticas en las que se detalla el rendimiento de cada jugador del sistema. Puntualmente exhibió las de Los Pumitas 2015 desde el primer partido del proceso, un amistoso con Uruguay en marzo, hasta el último del Mundial, frente a Japón por el noveno puesto a fines de junio.