El Rugby Femenino tuvo su vuelta

Foto: @guadabtw

Este último domingo fue el día del reinicio de las actividades para el Rugby Fem, que se reencontró en Comercial y sirvió para que las chicas vuelvan a ponerse la camiseta de sus clubes para disputar un entrenamiento en conjunto que lo coronaron con una serie de partidos. Todo lo que dejó esta jornada, en la voz de sus protagonistas.

Comercial puso su casa en Sierra de los Padres y Biguá y Villa Gesell llegaron a lo que fue un encuentro que terminó con la espera. Ya es oficial: volvió el Rugby Femenino en la Unión de Rugby de Mar del Plata. Luego de una espera que se hizo eterna, las chicas volvieron a pisar el verde césped con la premisa de ver como se encontraban luego del parate, y todos los balances fueron positivos.

Foto: @guadabtw

La principal novedad pasó por la incursión de las jugadoras juveniles. Cada equipo llevó a sus jugadoras más jóvenes y pudieron hacer un partido mezclado, una buena noticia para un deporte que detuvo su crecimiento por la pandemia, pero que promete volver más fuerte. Antes de los partidos de práctica, hubo un entrenamiento en grupo para ver donde estaban paradas cada una de las jugadoras.

Para saber como fue este día de júbilo para el Rugby Femenino, hablamos con Jessica Demicheli, de Comercial, Keila Aguilar, de Biguá, y Solange Enriquez, de Vila Gesell, que respondieron un cuestionario para explicar en sus propias palabras lo que fue esta vuelta.

Foto: @guadabtw

Preguntas:1- ¿Cómo fue este primer encuentro del año? ¿Cómo se sintió al volver a la cancha?
2- ¿Cómo viste a tu equipo?
3- ¿Cómo llegaron al encuentro? ¿Cómo fue entrenar durante todo este tiempo sin actividad?
4- ¿Cuáles son las expectativas para lo que viene?

Jessica Demicheli (Comercial)

“Si bien fue un encuentro que estábamos esperando y deseando mucho, creo que fue un encuentro para aprender y a la vez ver cómo estábamos tanto física como técnicamente. En lo personal, me sentí muy contenta, anhelaba volver a jugar, fue un año y medio bastante raro, si bien entrenamos siempre,  ya sea virtual o presencialmente, esto de no tener encuentros nos desanimaba bastante. Pero bueno, ya por suerte tenemos todas las fechas y nos podemos enfocar en prepararnos para los próximos encuentros”

“Bien, tanto Juveniles como Mayores, ganamos los partidos, pero tenemos mucha tarea para casa. Nos faltó un poco de organización, creo que por momentos nos ganaba la ansiedad, nada que no se pueda corregir en los próximos entrenamientos”. 

“Era un poco desalentador, tratábamos de darnos ánimos entre todas para no dejar, sabemos que fue un año difícil para muchas uniones, que varios equipos se disolvieron,y aquel nosotras no queríamos que eso sucediera acá. En el 2020 fue casi todo virtual (teníamos las casas llenas de bidones, jaja). Cuando empezaron a liberar para poder correr íbamos solo a la plaza y bueno después tocó volver al Club, momento tan deseado en lo personal, amo estar en el club. De a poco  vamos levantándonos, de hecho hoy hay Juveniles en el club, algo que venimos buscando hace mucho tiempo y esperamos y deseamos que siga creciendo”

“Como siempre mejorar, trabajar en las falencias que tuvimos en este encuentro y mejorar más todo aquello que hicimos bien. Creo que este año va más allá de solo sacar buenos resultados. Cómo siempre seguiremos trabajando para mejorar en el juego y en el reclutamiento de jugadoras,tanto mayores como juveniles”. 

Keila Aguilar (Biguá)

“Este primer encuentro fue bastante bueno para volver a vernos con los demás equipos y poder evaluar como estamos. Fue bastante emocionante volver al ruedo después de tantos meses sin partidos, nos encontrábamos todas muy ansiosas por pisar la cancha de nuevo”. 

“Me fui del encuentro bastante orgullosa, pudimos plasmar lo que veníamos trabajando, la unión y la comunicación fueron esenciales”.

“Llegamos al encuentro con muchas ganas de poder ver cómo estábamos tanto física como mentalmente a nivel de juego. Los entrenamientos comenzaron a tener un ritmo bastante bueno y dinámico, muchas jugadoras nuevas sobre todo juveniles que potenciaban a todo el equipo con su energía y eso se fue notando a medida que pasaban los entrenamientos, nos manteníamos siempre enfocadas en lo nuestro y con ganas de escuchar nuevas noticias acerca de cuando comenzarían los partidos”.

“Sentimos que este fue el comienzo y una buena base para todo lo que se vendrá en estos meses, ponemos muchas fichas a que podremos llegar lejos si seguimos mejorando y evolucionando individualmente y como equipo”.

Solange Enriquez (Villa Gesell)

“Fue un encuentro muy esperado, si bien fuimos al de principio de año en Biguá, parecía que en este año no volvíamos, por eso tambien nos tomó por sorpresa.
Volver a la cancha es hermoso, yo soy malísima pero amo el rugby, amo ver a mis compañeras jugar, y por sobre todo ver a mi hija, dentro de la cancha me llena el alma”.

“Mi equipo está pasando por un renacer, tratar de volver a lo que una vez fue, mí entrenador me dijo algo que me dio mucho ánimo y es qué ‘donde estamos hoy ya estuvimos y logramos salir adelante’ y creo que así va a ser. De la mano de él y con el apoyo del club y contando con la experiencia de las viejas como Carlita Calicchio y la ganas de las nuevas como Serena Raggio, vamos a salir adelante. Ver a las juveniles como tienen bien puesta la camiseta del club y las ganas reafirman mí convicción”.


“Llegamos con lo justo, tuvimos 6 días a full de entrenamiento, en los que no podíamos ponernos de acuerdo con los horarios, la mayoría son mamás y se complica. Más el covid que complica todo… Pero la verdad que súper orgullosa de todas”

“Las expectativas están puestas en tratar de mejorar cada día tratar de que el club este orgulloso del femenino que tiene y preparar el camino para las peques, tenemos dos que vienen de infantiles y queremos que puedan seguir jugando, que no pase más que las chicas dejan infantiles y no pueden seguir y creo que eso está en todos los que somos parte del femenino el cambiarlo”.