Jorge Di Iorio: “Hay que reflotar el scrum porque es la base de nuestro juego”

La Unión de Rugby de Mar del Plata tiene un nuevo refrente de scrum, y se trata de Jorge Di Iorio. El ex jugador y entrenador de Sporting fue el elegido para llevar esta tarea a cabo y brindar nuevas herramientas a nuestro contexto para tener una formación más segura y mejor.

El scrum es un tema que siempre está al tope de la agenda de un entrenador cuando se habla expecificamente del juego. Con el correr de los años se ha ido modificando la regla en nuestro país, y los distintos antecedentes de lesiones medulares lo han puesto bajo la lupa. En este mapa de situación, la Unión Argentina de Rugby anunció hace poco la llegada de Andrés Bordoy como referente de Scrum a nivel nacional, y las Uniones Provinciales hicieron lo propio siguiendo un lineamiento claro de la casa madre del rugby nacional: hay que mejorar el scrum, y hacerlo seguro.

En la URMDP las buenas nuevas llegaron de la mano del nombramiento de Jorge Di Iorio como flamante Referente del Scrum. Con pasado en Sporting y el Seleccionado, el entrenador que también jugó en el equipo “Marista”, pondrá toda su sabiduría y experiencia para ayudar a los clubes a buscar su identidad en una formación vital para el desarrollo del juego.

¿Como te llega la chance de ser referente de Scrum?¿Cuál es la función a llevar a cabo?

Desde chico me apasionó esta formación. Cuando era jugador me daba mucha satisfacción disputar el scrum. A raiz de esto me vi interesado de aprender e investigar los fundamentos en profundidad. Siempre ayudaba en las divisiones inferiores en mi club. A partir del 2014 comencé a colaborar con el Plantel Superior en la formación, hasta la actulidad. En 2018 fui entrenador de scrum del seleccionado M-18. Intento estar presente en todas las capacitaciones y charlas del tema. Así que a medida que pasó el tiempo me fui involucrado cada vez más en esto, y se me ofreció la posibilidad de desempeñar el rol.

A nivel nacional hay todo un laburo a partir del scrum, motivados por la necesidad de tener una mejor formación y por los hechos que pasaron años atrás respecto a las lesiones. De ahí se desprende dos ramas destacadas: por un lado rugby seguro y por otro el desarrollo de la formación en la alta competencia. Basicamente la función consiste en estar en contacto y desarrollar una serie de actividades con los referentes nacionales y luego bajar linea a los referentes de cada club. Que todos estemos al tanto de lo que sucede con respecto al scrum.

¿Cuál es el análisis que haces de la formación en el rugby local?

Creo que más allá de lo que piense cada uno de la formación, le guste o no, le de más o menos importacia, hay un par de temas fundamentales. En nuestra Unión hay una diversidad grande de clubes. Al ser un grupo tan heterogéono encotrás disitntas realidades, distintas prioridades, distintas filosofías de juego y distintas maneras de formar a los jugadores. A pesar de esto, hay ciertos aspectos que tenemos que intentar estandarizar. La formación postural de los chicos es fundamental, todos la tienen que laburar desde chicos y explicar el por qué de las cosas que están entrenando.

¿Cuánto se sabe y se entiende hoy en la Unión sobre esta formación y cuán lejos estamos de tener todas las herramientas, sobre todo teóricas, para trabajar sobre ello?

La comunicación es clave, ese también es un tema a mejorar. Es fundamental normalizar la información y que a todos los clubes llegue igual, y no dejar ambiguedades al momento del juego. Es decir, que referee, entrenador y jugador tenga la misma data y la sepa interpretar de la misma manera. El entrendor tiene que enseñar de una manera leal, el jugador tiene que tenerle un tremendo respeto a la formación y el árbitro debe saber interpretar lo que sucede. En los últimos años la formación bajó mucho de calidad, porque con las nuevas reglas se perdió interés y se le dedicó menos recursos. Creo que tenemos que reflotarlo porque es la base de nuestro juego. Las herramientas están al alcance de todos. Información hay por todos lados. Creo que el desafío pasa por entender como aplicar esa información en cada caso particular de club/jugador en base a las necesidades. En eso es en lo que vamos a laburar.

Te toca trabajar codo a codo con Bordoy y la UAR, ¿Que significa para vos estar junto a un especialista como Andrés?

He participado de varias charlas que dió él y de un par de reuniónes a raiz de este nuevo rol. Es muy claro en los conceptos que tiene y muy didáctico en la práctica. Además también se encuentran todos los referentes de todas las uniónes, que son todos unos fanáticos del scrum. Se aprende muchísimo y es muy enriquecedor. De cada charla siempre algo queda.

¿Que objetivos perseguís, en esta nueva función, para el futuro a corto y largo plazo?

A corto plazo tenemos que reclutar, por lo menos, un referente de scrum de cada club o, al menos, alguien de contacto que se encargue de estos temas. La idea es hacer un paralelismo de las actividades de los referentes nacionales, con los referentes de los clubes. Por otro parte para mejorar esto, sin duda, hay que mejorar la comunicación. Así que vamos a hacer publicas todas las cosas relevantes que vayamos tratando. A medio plazo tenemos que lograr que todos los clubes de la Unión adopten una metodología formativa para lo individual y un protocolo de formación para lo grupal. Sin dudas el gran objetivo es volver cuanto antes a un scrum libre y disputado y para esto mas allá del ADN de scrum que tenga cada club, si necesitamos que todos entendamos la parte técnica de la misma manera. La formación involucra un monton de cuestiones físicas y técnicas que se tienen que conocer y estar claras.