Unión de Rugby de Mar del Plata

Laureana Pappaterra con rumbo a Sudáfrica

La Referee y Coach UAR fue designada para participar de una capacitación en el World Rugby High Performance Academy 2019, a realizarse entre el 6 y 11 de mayo en Stellenbosch, Sudáfrica. A pocos días de emprender el viaje, “Lau” nos cuenta sus sensaciones respecto a tan ansiado viaje.

Por Rodrigo Barcia

Entre cursos de inglés, su trabajo y algún que otro partido como lineman y coach de árbitros pasa sus días Laureana Papaterra. Reconocida en nuestro ámbito por ser una de las primeras mujeres que se calzó la camiseta de referee y nos representó en el mundo, dirigió en Canadá y una etapa del Circuito Mundial de Seven en Dubai, hoy está en la puerta de un nuevo desafío, con un destino tan maravilloso como ovalado.

“Esta invitación surge en diciembre, en la cual Cristián Sánchez Ruíz me informa que desde World Rugby, más precisamente desde Alhambra Nievas (N. de R: Ex jugadora y árbitro internacional de Rugby. Elegida por la World Rugby cómo “Referee del año 2016” por su actuación en la final femenina de los JJ.OO de Río, hoy dedicada a la gestión de los Referees en la casa madre del Rugby.) que me estaba haciendo una invitación para participar de lo que es la Academia de Referees y Coach que se realiza en mayo en Stellenbosch”, apunta Laureana y completa diciendo que “En esta academia se convoca a 4 Coachs Match Oficial, y otras 9 Referees de distintos países, siendo yo la única de Latinoamérica. Vamos a estar trabajando desde el lunes 4 de mayo, que ya vamos a estar concentradas en Sudáfrica y, en mi caso, nos brindarán información en como poder formar y capacitar a nuevos referees en el alto rendimiento y tendremos que evaluar a las 9 referees en un torneo reducido que se va a jugar en esa semana, como parte de la capacitación”.

Abocada al desarrollo de nuevas referees en este último tiempo, Pappaterra cree que “Esta convocatoria se da, en parte, por el trabajo que vengo realizando como Coach. Cuando comencé con esta función, sólo había en base de datos de Bduar unas 15 árbitros mujeres, y traté de tenerlas a todas concentradas, ir a verlas a los Torneos Nacionales y brindarles un espacio para la comunicación constante conmigo y, junto con el apoyo y el trabajo de sus Uniones de origen, hoy puedo decir que hay 65 referees en el sistema, refereando partidos y siendo asistentes, y eso es un mérito que creo que llamó la atención desde World Rugby para que Alhambra Nievas me convoque”.

Para la primer referee de Sudamérica, el objetivo es claro: “quiero volver de Sudáfrica con las herramientas para poder capacitar bien a las referees. No sólo quedarme con que pude agrandar la base. Mi objetivo es llevar a una referee a tener experiencias internacionales como las que tuve yo o mejores. Quiero volver con las armas para brindar una capacitación correctas a las futuras referees que puedan desarrollarse a nivel internacional”.

“Quiero aprovechar este viaje cada instante. Quiero brindarme a pleno en cada capacitación y traerme información que me sea justa y precisa que me sirva para el desarrollo del referato femenino acá en la Argentina” ahonda “Lau” en sus expectativas y redobla la apuesta: “También me encantaría que fuera una demostración de lo que yo me fui desarrollando en esa área, porque bien sabemos acá en Mar del Plata y en Argentina en mis 17 años de carrera también llega el momento de saber ocupar otros espacios y también me gustaría encontrarme con que me traigo también un conocimiento y una experiencia de coachs de referees que me de herramientas para ayudarme a crecer en esa área”

Para Laureana, “Ser coach tiene el mismo amateurismo que el de ser referee, y siempre estoy en una situación en la que me gustaría poder dar más entonces, obviamente, ir a Sudáfrica es una representación y una responsabilidad inmensa”. Y aclara que “Yo no soy una persona rentada en ninguna de las áreas del rugby, lo hago con vocación, y a veces es difícil dedicarle el tiempo que uno quiere porque también hay otras actividades que se juntan con la vida diaria. Creo que saber que después de esto viene algo más coronaría el viaje, pero bueno, nadie es profeta en su tierra”.

Para cerrar, Laureana Pappaterra creció en su carrera y en sus funciones a la par de un Rugby Femenino que no para de crecer, voz más que autorizada, nos deja un análisis de la disciplina: “el crecimiento se sigue viendo año a año y uno tiene que analizar todo. Esto que decía que  la base de referees está creciendo mucho, la cantidad de jugadoras, la cantidad de equipos en el país, ver que cada Nacional de Clubes va teniendo mejor competencia, todo se ve reflejado. Creo que cuando el número aumenta se va a ampliando la base y lo que está arriba en la base se ve mejor. Sin dudas, también se ve a nivel Nacional, hoy ver a nuestras Pumas quedar a un pasito tan chico de haber llegado, que va a llegar, estoy segura que va a llegar, en muy poco tiempo vamos a tener un Seleccionado pudiendo competir en un Circuito Mundial de Seven, creo que el trabajo que se viene realizando es buenísimo y ya vamos a tener esta oportunidad. Hoy ver al Seleccionado enfrentar a Brasil, que cuando yo los he dirigido las diferencias eran abismales cuando terminaba el partido y que hoy sea sólo de dos puntos, te llena de orgullo. Por ellas, y también llena de orgullo por el trabajo de uno, porque también cree que en algo llegó. Para mi hoy es una responsabilidad inmensa lograr referres mujeres capacitadas porque son las que dirigen a estas chicas en el Torneo de sus propias Uniones. Es una responsabilidad inmensa saber que las referees mujeres tienen que estar a la altura de lo que se pretende para darle al Seleccionado la posibilidad de representarnos en el Circuito Mundial de Seven y, ahí, creo que es en donde todos trabajamos para el desarrollo del Rugby Femenino en nuestro país”.