#UnaUniónConValores Tiburones solidarios

Llegamos a Necochea para zambullirnos de lleno en la actualidad de Tiburones de dicha ciudad. En la palabra de su Presidente Juan Manuel Estors, recorremos el presente de un club que está volviendo a la solidaridad y está en constante contacto con su comunidad.

La Pandemia llegó a todos lados, y Necochea también fue alcanzada por este fenómeno que dejó al mundo en pausa. Tiburones, de aquella ciudad, al igual que todos los clubes de nuestra Unión, tuvo que cerrar sus puertas y ahora parece ver, de a poco, la luz al final del túnel.

La historia comenzó por el mes de marzo, y así la cuenta el presidente de Tiburones, Juan Manuel Estors“La realidad que al principio nos agarró de improviso, no sabíamos cómo llevarlo, como la gran parte de la población mundial. De un día para el otro cortó a cero las actividades del club, de poder ir todo el mundo al club no se podía ni pisar, ni yo podía ir, pasaron un montón de cosas. Al punto en el que nos robaron un montón de cosas, pero por suerte las pudimos recuperar, pero en ese sentido la pasamos medio feo. Después de este comienzo la fuimos remontando y, bueno, va todo arrancando de a poco”.

“Hace más o menos un mes, Necochea pasó a Fase 5 y nos fueron habilitando de a poco”, resume este presente el mandamás de la entidad necochense, “pero previamente de eso, los entrenadores fueron haciendo charlas a través de WhatsApp o Zoom. Con los infantiles nos costó un poco porque los tenés que entretener de alguna manera, capaz que en la cancha es más fácil, pero a través de una pantalla es más difícil. La verdad que los entrenadores se portaron muy bien, no sé de sacaron esa magia, pero los chicos se engancharon entre compañeritos y anduvieron muy bien”, reconoce Estors a los Profes, uno de los tantos héroes de esta Pandemia.

“Ahora hace un mes que volvimos, de a poco, con las primeras y las competitivas, siempre con las medidas y protocolos que nos exige el municipio, ya tanto de seguridad como de higiene, sin tener contacto físico”, destaca Juan Manuel con la frescura de saber que su club de a poco vuelve a renacer en medio de este terreno pantanoso que es la Pandemia del COVID 19.

Si de solidaridad se trata, esta nueva Comisión Directiva (asumió en febrero de este año) está comprometida al 100 por ciento con su comunidad. “Hicimos varias cosas, más que nada porque el club ya de por sí está muy abocado a los social. Tiburones no cobra cuota, nosotros tenemos como una especie de Cooperadora que el que puede pagar lo hace, y en esta cuarentena ha pasado que los chicos y los padres de los infantiles y juveniles han acercado la cuota porque sabe que el Club la necesita para solventar sus gastos fijos. Después, para ayudar a la comunidad de Necochea tuvimos a unos chicos que hicieron unos barbijos para venderlos y con lo recaudado asistir a un merendero que lo necesitaba bastante. También, los chicos del Plantel Superior hicieron una colecta de alimentos para llevar a un comedor de Quequén”.

Para cerrar, Juan Manuel Estors es optimista. Reconoce que  “El futuro del club lo veo cada vez mejor” y argumenta que “los padres y los chicos del PS nos sorprendieron por el apoyo que tuvimos, ya que nos ayudaron en todo y nos dieron toda su confianza. Tenemos un proyecto muy lindo de armar la parte superior del gimnasio, en un primera etapa, y después renovar la confitería y los vestuarios, que es una cosa que tenemos pendiente de hace mucho tiempo. El Plantel Superior nos ha sorprendido porque éramos muchos chicos a principio de año, y a la vuelta de los entrenamientos se superó. Y después, las competitivas tienen muchos chicos con muchas ganas, y las infantiles también es una categoría que siempre digo que es nuestro semillero y el futuro del club, yo los adoro porque a veces voy y los entreno y me divierto mucho, y son ellos los que nos dan ganas a mí y a parte de la Comisión de seguir haciendo crecer al club y darle la oportunidad a ellos de jugar y crecer con sus amigos”.